INTRODUCCIÓN

¿QUÉ SON LOS INSECTOS?

ANIMALES AFINES A LOS INSECTOS

ABUNDANCIA DE LOS INSECTOS

LOS INSECTOS Y EL HOMBRE

LA LUCHA CONTRA LOS INSECTOS

¿CÓMO ESTÁ ESTYRUCTURADO UN INSECTO?



INTRODUCCIÓN

    Decidí hacer la página referente a los insectos porque desde muy pequeño me han llamado la atención ya que en cualquier lugar donde nos encontremos nos topamos con ellos y son los únicos que han sobrevivido a todo inclusive a las bombas atómicas.

    Es inevitable ver insectos, puesto que se les encuentra en todas partes, incluso en la Antártida. Están en la tierra desde hace unos 200 millones de años y al parecer, han de perdurar en ella. Se conoce un número mayor de insectos y de especies de insectos que de todos los demás animales observables a simple vista. Suele decirse que son los peores enemigos del hombre. Y a veces es verdad. Algunos, en cambio, son útiles y, por diversas razones, dificilmente podríamos vivir sin ellos.

 

¿QUÉ SON LOS INSECTOS ?

    Los insectos están emparentados con los crustáceos, es decir, con los cangrejos y langostas. Como  estos  animales  marinos, poseen un esqueleto  exterior a su cuerpo (dermatoesqueleto). Su verdadero cuerpo se divide en tres partes: cabeza,  tórax y abdomen. El tórax se divide a su vez en tres segmnentos, cada uno de los cuales está provisto de un par de patas articuladas; así pues, todo insecto tiene seis patas. Casi  todos los  insectos  poseen  también dos pares de alas unidas al tórax, pero algunos solo poseen un par y otros no tienen  ninguno. Los insectos suelen tener dos series de mandíbulas, dos clases de ojos (simples y compuestos) y un par de antenas.

    Tales características son  propios de los insectos típicos, pero no siempre ocurre así: el tórax y el  bdomen  pueden   aparecer   fusionados;  las  fases   larvarias   de   muchos   insectos  son vermiformes, y aunque  en algunas  existen  también algunas  falsas  patas suplementarias. En su fase larvaria, algunos insectos  son de dificil  identificación. A veces resulta dificultoso conoce el sexo de un insecto. En  algunas órdenes,  los  machos son de mayor tamaño que las hembras, a veces, se caracteriza  por oviscapto en forma de sable que parte de la base del abdomen y está destinado a la puesta de los huevos.

 

ANIMALES AFINES A LOS INSECTOS

    Es frecuente  que  muchos  animales  se  confundan  con los verdaderos insectos. Las arañas tienen el cuerpo dividido sólo en dos partes y cuatro pares de patas. No poseen antenas. Otros animales pr4ecidos a las arañas tienen la cabeza y el tórax reunidos. Los crustáceos poseen por lo  menos  cinco pares  de  patas  y  dos  pares de  antenas. La  mayor  parte  viven  en el agua ( cangrejo,  langosta,  quisquilla ),  pero  la  primitiva  cochinilla  de  humedad  es  un  crustáceo terrestre. Las escolopendras y los ciempiés tienen el cuerpo dividido en  numerosos  segmentos con un par de patas (escolopendras) o dos pares (cardador) en  cada  uno.  Las escolopendras llevan un par de largas antenas: el cardador las tiene cortas.

 

ABUNDANCIA DE LOS INSECTOS

    El  grupo  de  los  insectos  es el  mayor grupo  animal  del  mundo.  Hasta  la  fecha  se  han identificado más de 600.000 especies, pero  un  especialista  afirma  que esta  cifra  tal vez sólo representa  el 10% de  los  insectos  que  todavía  no se  han  descubierto. Uno de sus órdenes engloba a las mariposas diurnas y nocturnas, otro a los  termes, otro a los  coleópteros que por sí solos comprenden alrededor de 250.000 especies. Hay más especies de  coleópteros que de ningún otro grupo animal conocido. Cualquier persona que  se  interese  por  los insectos puede encontrar un millar de especies en su vecindad. La  entomología  es  la  rama  más  activa  de la zoología, y si en la actualidad resulta difícil descubrir  una  especie  nueva  de  ave  o  mamífero, cada año se describen alrededor de 10,000 especies nuevas de insectos.

 

LOS INSECTOS Y EL HOMBRE

    Tanto del hombre como de los propios insectos depende el que
estos últimos deban o no considerarse útiles al hombre. Nuestros métodos de cultivo y de cría
de animales domésticos ha proporcionado ciertos insectos, que antaño eran raros, las
condiciones apropiadas para multiplicarse. Sólo son nocivos el 1% de los insectos, pero éstos
bastan para destruir el 10% de nuestras cosechas, causando enormes pérdidas. Otros insectos
son parásitos de animales y algunos transmiten enfermedades. Por otra parte, nuestro mundo
sería muy triste sin insectos. No tendríamos manzanas, ni uvas, ni clavos de especie, mucho
menos algodón y menos naranjas y verduras, pues estas plantas dependen de los insectos para
la polinización de sus flores. También es seguro que no habría miel. Algunos insectos favorecen
el proceso de la descomposición, fenómeno esencial a la vida. Numerosos insectos ayudan a
luchar contra otros insectos y contribuyen a mantener el equilibrio natural.

    Desde el  punto de  vista general,  los  insectos desempeñan  un  papel  muy importante en la naturaleza, no solamente en aspectos provechosos al hombre sino también  como alimento para numerosos peces, anfibios, aves y  mamíferos. La  existencia de  muchos  de  nuestros  pájaros cantores  depende  casi   por  completo de  un  régimen  a  base  de  insectos.  Todo  pescador deportivo sabe que  los peces de agua dulce están ávidos de insectos. Los insectos contribuyen a la riqueza de nuestra vida vegetal y animal. Debe tenerse presente este  amplio  punto de vista en contradicción con quienes comienzan a hablar de destrucción  generalizada  de  los insectos, cosa posible con  los  productos químicos  más  recientes.  Podría  efectuarse  una  destrucción localizada con provecho para el hombre, pero la destrucción a gran  escala  puede resultar más nociva que beneficiosa, puesto que los insectos tienen gran  importancia  para las demás formas de vida que nos rodean. La experiencia  de los  Estados Unidos  ha  mostrado  al  final que  las pulverizaciones  generalizadas   de   insecticidas   son   más  peligrosas  que  útiles  y  destruyen sistemáticamente a los animales beneficiosos para la agricultura que se alimentan principalmente de insectos.

 

LA LUCHA CONTRA LOS INSECTOS

    Existen procedimientos para  completar la  estrucción  natural  de  los insectos por las aves y otros animales. Procuraremos  fomentar  los insectos  inofensivos  que  destruyen a las especies nocivas. Podemos apartar o alejar a los insectos con pantallas o mosquiteros, hacerlos huir con sustancias   repulsivas,   atraparlos  o  envenenarlos.   Habitualmente  se  utilizan  venenos   muy eficaces. Pero, puesto que hay tantas especies de insectos que viven y se alimentan de maneras tan diferentes, no existe un método único y perfecto para desembarazarse de ellos.

 

¿CÓMO ESTA ESTRUCTURADO UN INSECTO?

    La  estructura  de  un  insecto  se  caracteriza  por  la  división  del  cuerpo  en tres partes, la presencia de  seis  patas articuladas, de un  par de antenas y, habitualmente, de un par o de dos pares de alas. El  caparazón  o  esqueleto está,  por lo general, quitinizado.  las  piezas  bucales son complicadas. En el interior, los insectos poseen numerosos órganos que existen con mayor
desarrollo en los animales superiores. Poseen tubo digestivo y órganos digestivos auxiliares. La
respiración  se  efectúa por medio de tráqueas, que parten de aberturas llamadas estigmas y se
ramifican  en  el  interior.  La cabeza  tiene  forma  tubular,  la  circulación sanguínea es sencilla.
Respiración,  digestión  y  circulación  se  ponen   en   evidencia   en  los  cortes  longitudinal  y
transversal  de un saltamontes, insecto que  puede servir de  tipo.  El sistema  nervioso  muestra un cerebro sencillo que sólo ejerce un pequeño control sobre el  organismo. Los ganglios sirven de centros nerviosos para las regiones del cuerpo cercanas a ellos.

    Adaptación del  aparato bucal. La estructura  de  los  insectos  muestra  una  gran variedad.
Adaptados  a  numerosos  medios naturales, viven en casi  todas  las  regiones  del  mundo. Su
sistema digestivo se adapta a toda clase  de  alimentos  vegetales  y  animales. Comen de todo,
desde la madera hasta la  sangre. Un pequeño grupo de especies deja de comer cundo alcanza
el  estado  adulto. Las  piezas  bucales  se  adaptan  al  modo  de  alimentación: Masticadoras,
chupadoras, picadoras-chupadoras, lamedoras. Existen  adaptaciones  igualmente  interesantes
en las alas, en los tegumentos que cubren el cuerpo  y  en  los  órganos reproductores. La pata
típica de un insecto (como la del saltamontes) comprende cinco partes.  Las patas  posteriores
del saltamontes están especializadas en el salto. La mosca casera posee almohadillas adhesivas
que le permiten trepar por los cristales. En las abejas, las patas traseras  están  adaptadas  a  la
recolección y transporte del polen y las delanteras al cepillado y  limpieza  de  las  antenas. Las
estructuras de los insectos constituyen el tema de apasionantes estudios.
 
 


Email: leon_queshow@yahoo.com